guillermo-nph-republica-dominicana-voluntario-20143

NPH Newsletter

Sé el primero en saber las últimas noticias de NPH y sus hogares

Guillermo - NPH República Dominicana

guillermo-nph-republica-dominicana-voluntario4

Guillermo, un viajero innato, empezó su voluntariado en NPH República Dominicana en 2012 y, en seguida, encontró un motivo para amar el hogar y a los niños, encontró un hogar para él. Tras finalizar su año en NPH su aventura sigue su curso y ha decidido alargar su estancia en el país. En la actualidad trabaja en un colegio Internacional, cerca de la capital y espera realizar una contratación con el Ministerio de Educación de la República Dominicana. Lo mejor de esta nueva experiencia es que puede continuar cerca de los niños del hogar que tanto ama. A continuación os dejamos su testimonio:

 

Viajar conociendo otras culturas diferentes y trabajar con niños son dos cosas que me hacen feliz. Por eso cuando hace más o menos 2 años una ex voluntaria y amiga me enseñó NPH República Dominicana y me contó cómo era la vida allí, no me lo pensé y apliqué para colaborar con ellos.

 

Como cualquier comienzo, muchas cosas se hacen difíciles: el trabajo, la convivencia, la cultura, las normas o el día a día, hay que adaptarse y buscar entre las cosas que más motivan. Viviendo en un orfanato eso es fácil: pasar tiempo con los niños, conociéndolos, jugando, charlando, ayudando o simplemente estar con ellos.

 

Yo trabajé en la escuela, la mayor parte de mi tiempo como psicólogo educativo y fue una labor en ocasiones difícil pero muy gratificante, como siempre al principio cuesta tiempo y energía que las personas te cojan confianza para contarte o mostrar sus problemas, pero cuando es a una persona extranjera y a un hombre, a veces, les cuesta más. Con el tiempo aprendes que tu trabajo se mezcla con tu vida en NPH y puedes aprovechar cualquier momento de relax en la casa o en el parque para intentar ganarte el corazón de los niños y que se sientan con más confianza hablando contigo.

 

 

Estuve trabajando como voluntario en la Casa Santa Bernardita, la casa de nuevo ingreso, y por eso es un poco diferente de las demás, ya que es donde van a parar los nuevos niños que llegan y es una casa que sufre muchos cambios. Es un placer ver la evolución en vivo de los niños en su nuevo entorno e intentar colaborar para que su integración sea lo más satisfactoria posible.

 

 

También estuve involucrado en otras tareas, como el huerto escolar, los campamentos de verano y otras muchas como un voluntario más dentro de NPH. Voy a extrañar muchas de ellas como los duros partidos de fútbol bajo la lluvia o el fuerte sol, el estrés de algunos shows como los “quince” o las graduaciones, ver películas de Jackie Chan con mis chicos, las mañanitas de la Navidad levantándonos a las 5.00 am o la cara de mis niños cuando les hablas de “picapollo”.

 

Como dije al principio este tipo de experiencias son las que me hacen sentir vivo y me hacen feliz hasta que se acaban, toda mi vida de viajero he estado despidiéndome y dejando atrás a mucha gente que le tenía mucho cariño pero… La parte buena de todo esto, es que no es una despedida, solo es un “hasta ahorita” ya que por suerte estoy trabajando en Santo Domingo y puedo ir a visitar a los niños siempre que puedo.

 

Dominican Republic

Parecido a un pequeño pueblo, el hogar Casa Santa Ana se encuentra justo en medio de dos extremos; pobres asentamientos de immigrantes procedentes de la vecina Haití que trabajan como agricultores cortando caña de azúcar y ligas profesionales de béisbol de los Estados Unidos



Ir a los hogares

Más preguntas sobre voluntariado?

Nos gustaría informarte lo mejor posible y por eso estamos a tu disposición para responder tus preguntas sobre voluntariado.


Susana Verdaguer - NPH Spain

NPH Spain - Susana Verdaguer

Coordinación de Voluntarios

Después de estar en el hogar de NPH República Dominicana en Junio 2008. En Enero 2009, empieza a colaborar desde España como coordinadora de voluntarios.

Envíanos un e-mail

Descarga la solicitud