Testimonios de Haití

El pasado 18 de marzo, 16 aventureros zarpaban rumbo a Haití para conocer los programas de NPH y tener una experiencia en este país único y especial. Tras una semana llena de sentimientos, descubrimientos y momentos para recordar, quedan muchas vivencias que contar.

Andreu y Josep fueron dos de los expedicionarios que se apuntaron a este viaje, aquí nos explican su experiencia y testimonio de esta semana intensa.

Andreu
Para mi participar en este viaje ha sido una experiencia que llevaré conmigo el resto de mi vida. El nivel humano del grupo y de los colaboradores de NPH en Haiti ha sido fenomenal y la experiencia en Haití difícilmente plasmable en unas palabras.

Enorme emoción en Kenskoff, la ternura y el sentimiento de impotencia en las clínicas y hospitales, el desastre humanitario de Cité Soleil y sobre todo un detalle enorme, la tremenda diferencia entre los chicos y chicas de la calle y los chicos y chicas mayores que han estado bajo la tutela de NPH.

Esta claro que, un mismo niño sin NPH y con NPH, es otro mundo, NPH ofrece un mundo abierto a un sinfín de posibilidades. Por desgracia los niños de la calle en Haití no tienen absolutamente ninguna posibilidad de tirar adelante y están expuestos a toda clase de riesgos y contrariedades.

Gracias por todo

Andreu con los chicos que participan en el proyecto deportivo Little Stones en Cite Soleil
Andreu con el padre Rick en el hospital pediatrico St. Damien

Josep
Viajar a Haití con NPH me ha dado, por un lado, la posibilidad de conocer in situ, con un grupo de personas increíbles, la cruel realidad de este país y de sus habitantes, y sobre todo la oportunidad de ver la gran labor que está desarrollando esta organización con las persones desfavorecidas en especial niños y niñas abandonados en sus primeros años de vida.

Mi admiración a las personas de NPH , que entregan su voluntad y luchan contra vientos y mareas por esa causa, haciendo posible reales opciones de futuro a todos estos jóvenes, para integrarlos en sus comunidades, cuando vayan creciendo.

Allí encontré a Pierre un niño con serias dificultades cognitivas.

Me pregunto: ¿Cómo no viajé antes?…..

La respuesta la tengo ahora en primera persona: En NPH, necesitamos la colaboración de todos vosotros para este buen proyecto social y de vida.

Andreu con su ahijado Pierre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *