Un hogar y una familia para más de 6.400 niños y niñas vulnerables

NPH España apoya la red de hogares de NPH en América Latina y el Caribe. Cada vez más, NPH ejecuta programas en las comunidades, apoyando a los niños dentro de su propia familia. Sin embargo, para los muchos niños que no tienen una familia propia, NPH tiene hogares en 9 países: Bolivia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua y Perú.

Hogar infantil NPH Mexico | NPH Spainmexico

Desde 1954

HONDURAS

Desde 1985

Hogar infantil NPH Haiti | NPH Spainhaiti

Desde 1987

Hogar infantil NPH Nicaragua | NPH Spainnicaragua

Desde 1994

Hogar infantil NPH Guatemala | NPH Spainguatemala

Desde 1996

Hogar infantil NPH El Salvador | NPH Spainel salvador

Desde 1999

Hogar infantil NPH Republica Dominicana | NPH Spaindominicana

Desde 2003

peru

Desde 2004

Hogar infantil NPH Bolivia | NPH SpainBOLIVIA

Desde 2005

Un lugar al que llamar casa

Los niños y niñas en las casas de NPH han sido abandonados, han sufrido abusos físicos o verbales y muchas veces han vivido en condiciones horribles. Como todos los niños, buscan amor y seguridad, un lugar al que pueden llamar hogar. Son referidos a NPH por miembros de la familia y agencias gubernamentales. Cuando llegan a NPH, pueden ser recién nacidos hasta adolescentes, y nunca se les pide que se vayan.

Los niños de NPH no están disponibles para adopción

En su lugar, son bienvenidos con sus hermanos y hermanas y se convierten en parte del entorno familiar más amplio y estable de NPH. Eso les da la oportunidad de enfocarse en la educación y el crecimiento personal, sabiendo que siempre habrá un sistema de apoyo para ellos. Los niños crecen y aprenden en su cultura e idioma. Se convierten en ciudadanos contribuyentes en sus propios países.

La mayoría de los niños tienen contacto con sus familiares

Hay programados “Días de visitas” durante el año, en los que los niños se reúnen con miembros de la familia. Hermanos mayores, tíos, tías, primos, y algunas veces padres o abuelos, llegan y pasan el día en los terrenos de NPH. Los adolescentes tienen días libres cuando pueden visitar a su familia si lo desean.

No hay una edad fija a la que los niños salen de NPH

Los niños se quedan hasta que se sienten preparados para vivir independientemente. Algunos niños dejan NPH y comienzan a trabajar después de terminar la escuela secundaria. Otros se quedan y asisten a la escuela secundaria, reciben formación profesional o estudian en una universidad.

Devolviendo a la familia NPH con un año de servicio

Cuando un niño ha completado su educación, o tal vez antes de continuar con la educación superior, se espera que devuelvan a su familia al completar un año de servicio (año de servicio o año familiar). En casi todos los casos, con gusto regresan a trabajar con niños más pequeños, sirven en la cocina, oficinas, escuela o granja. Durante su Servicio Familiar, continúan siendo apoyados por NPH.

Miles de niños de NPH son ahora adultos autosuficientes con sus propias familias

Muchos son educadores, médicos, contadores, carpinteros, agricultores, mecánicos, artistas, administradores y trabajadores sociales. Algunos trabajan para NPH en uno de los 9 países donde tenemos hogares. Habiendo aprendido las filosofías de NPH de compartir y retribuir, otros apoyan a NPH apadrinando a niños, organizando eventos para recaudar fondos o asistiendo a eventos especiales y sirviendo como embajadores de la organización.

Protección infantil

Garantizar la seguridad y el bienestar de los niños bajo nuestro cuidado es un elemento central del modelo de cuidado infantil familiar de NPH. Si te has dado cuenta de un abuso infantil o lo has experimentado personalmente en cualquier instalación de NPH, contáctanos con nosotros para que podamos tomar medidas inmediatas. Puedes leer más sobre protección infantil en NPH.