educacion_dominicana_maximilliano.jpg

Un día en la vida de Maximiliano

Maximiliano, 13, República Dominicana

Nuestra escuela de NPH República Dominicana actualmente apoya a más de 150 estudiantes que provienen de comunidades cercanas para estudiar en nuestra escuela . Maximiliano* es uno de esos estudiantes. Está estudiando primaria en 7º grado y quiere compartir un pedazo de su vida con nosotros.

"Tengo doce años y desde que comencé la escuela, asistí a la escuela en NPH. Tengo siete hermanos, pero solo cuatro viven conmigo, y tres de ellos también asisten a la escuela en NPH. Mi padre trabaja como agricultor cerca y mi madre limpia casas. Vivo en Batey Nuevo, es un lugar pequeño, creo que hay solo 30 casas. La mayoría están pintadas en colores claros como azul, blanco, amarillo y rosa, y hay muchos otros niños que viven allí. Todos los niños se conocen y juegan juntos por las tardes. Me gusta ir a la escuela, estudiar y jugar.

educacion RD
Maximiliano con sus compañeros en la escuela

Mi asignatura favorita son las matemáticas, aunque tengo mejores calificaciones en educación física. La escuela está muy cerca, así que camino menos de cinco minutos para llegar allí. Durante la semana, cuando voy a la escuela, me levanto a las 6:00 a.m., me preparo y camino a la escuela a las 7:30 a.m. Las clases comienzan a las 8:00, a las 10:45 a.m., nos dan el desayuno, en 1:25 p.m. almuerzo y a las 4:00 p.m. Regreso a mi casa.

Cuando regreso a mi casa, tomo un baño y voy a mi práctica de béisbol durante una hora. Tengo práctica de béisbol todos los días durante la semana. Mi sueño es ser un jugador en las Grandes Ligas y ayudar a mantener a mi familia. Por la noche ayudo con los quehaceres de la casa, y normalmente me acuesto antes de las 10:00 p.m. Cuando tengo tiempo libre, juego con mis vecinos ".


Maximiliano junto a su tía preparando la comida

Maximiliano es solo uno de los niños a quienes apoyamos desde la comunidad. Como se mencionó anteriormente, vive en Batey, que es una comunidad formada alrededor de los campos de caña de azúcar, donde viven la mayoría de los trabajadores del campo. La mayoría de las familias en el batey son grandes (6-10 miembros) y viven en casas pequeñas (6 por 9 metros) con dos habitaciones construidas en bloque o madera con techo de zinc y metal. Muchos de los niños de Batey Nuevo asisten a la escuela en NPH y reciben alimentos, atención médica y otras formas de asistencia comunitaria, como programas de mejora de la vivienda, operaciones médicas o apoyo educativo.

*Nombre cambiado por motivos de privacidad.

Siguenos en facebook de NPH
Noticias fundacion NPH
Voluntario en latinoamerica
 

Financia Un Proyecto

Gracias a nuestros donantes podemos seguir creciendo

Haití - Programa contra la Desnutrición

Ayúda a nuestros niños a crecer fuertes y desarrollarse para su futuro

El Salvador - Educación Universitaria

Apoya a nuestros universitarios a alcanzar sus sueños