mexico luis estudiantina
mexico luis brother and sister
mexico luis and family

He cambiado, y voy a continuar mejorando

Luis, 17, Mexico

Yo estaba presente el día que la policía se llevó a mis padres. Mis cinco hermanos y hermanas también fueron testigos“. Esto sucedió en 2008 cuando yo tenía trece años. Tenía el teléfono de una tía y la llamé y vino a buscarnos. Entonces empecé a trabajar para mantenerme y vivía en una habitación alquilada. Trabajé en una tienda con la plancha durante dos años y mis hermanos permanecieron con otros parientes.

Tengo 5 hermanos menores: Cristina (14), Lupe (12), Carla (10), Andrea (8) y Christian (6). Ninguno de ellos ha asistido a la escuela o ha trabajado desde que mis padres fueron a la cárcel y nosotros entramos en NPH. Yo era el único que trabajaba. Mi abuelo quería que recibiéramos educación pero era muy difícil para nosotros poder asistir a la escuela porque somos seis hermanos y era demasiado caro. Mi abuelo empezó a buscar una escuela para nosotros y fue entonces cuando encontramos a NPH.

Estas son las palabras de Luis Enrique que hoy tiene 17 años y está orgulloso de pertenecer a la familia de Nuestros Pequeños Hermanos. A la edad en que muchos niños terminan la escuela secundaria, Luis está cursando 8º grado de básica. Nuestro departamento de trabajo social estima que aproximadamente el 80% de los niños que entran en NPH México están por debajo del nivel escolar que correspondería para su edad debido a la grave situación económica de las familias que no pueden enviar a sus hijos a la escuela. Al igual que Luis, se estima que un 40% de los niños mexicanos han estado trabajando antes de llegar a NPH para poder contribuir a la supervivencia familiar.

Aunque es mucho mayor que sus compañeros de clase, Luis sabe que hoy tiene una valiosa oportunidad para salir adelante. “Lo que más me gusta de crecer en NPH es que puedo estudiar. Estoy más que agradecido por la oportunidad que nos están dando a mí y a mis hermanos de poder estudiar”.

Luis se ha convertido en un joven responsable que representa el espíritu y la filosofía que el Padre Wasson siempre ha difundido en los hogares de NPH: Trabajo, Cariño, Seguridad, Responsabilidad y Compartir. Cuando se le preguntó a Luis de qué estaba más orgulloso, pensó por un momento y respondió “música”. Cuando vivía con mi padre sus amigos llegaron un día con una guitarra y pregunté si me la podían prestar. Un hombre me la prestó amablemente pero mi padre me dijo: “Tú no sabes tocar, es muy difícil”. “Me gustaría aprender”, le respondí, y me respondió: “Tú nunca aprenderás”.

Hoy toco muy bien y me siento muy orgulloso de ello”. Luis ha formado parte del grupo musical de Estudiantina durante dos años. Acaba de regresar de una gira por los Estados Unidos. A pesar de la falta de apoyo y de estímulo en su pasado, ha demostrado que trabajando duro se pueden conseguir todos los objetivos que uno se proponga.

 Luis reconoce en NPH ha crecido mucho como persona: “He cambiado mucho y me esfuerzo siempre por mejorar mi comportamiento. Solía andar mucho por las calles y no cumplía con mi responsabilidad como hermano mayor”.

Ahora Luis entiende la importancia de cuidar de sus hermanos y procurarles el cariño y la seguridad que necesitan. En su tiempo libre los hermanos se juntan y se sienten felices. Su sueño es estar cerca de su familia, y confía en poder apoyar a sus hermanos. Para ayudar a Luis o a cualquier otro niño como él, considera la posibilidad del apadrinar un niño de NPH.

Siguenos en facebook de NPH
Noticias fundacion NPH
Voluntario en latinoamerica
 

Financia Un Proyecto

Gracias a nuestros donantes podemos seguir creciendo

Haití - Programa contra la Desnutrición

Ayúda a nuestros niños a crecer fuertes y desarrollarse para su futuro

El Salvador - Educación Universitaria

Apoya a nuestros universitarios a alcanzar sus sueños