vilma_bolivia_story__1_.jpg
vilma_bolivia_story__3_.jpg
vilma_bolivia_story__2_.jpg

Gracias a NPH

Vilma, Bolivia

Una de las promesas que NPH hace a los niños es que serán apoyados a través de la universidad si optan por especializarse y convertirse en un profesional en una determinada área de trabajo. En América Latina, como en muchas regiones desarrolladas y en desarrollo del mundo, una buena educación es la clave para ser un profesional estable. Esto es especialmente cierto en Bolivia, donde una gran parte de las oportunidades de empleo son de baja calidad y requieren pocas calificaciones ... Por ejemplo, en los mercados donde las personas venden productos importados de China ganan poco dinero ya que los productos son baratos. Viven de esto, pero ganan muy poco, y no tienen ninguna protección social. [1]

 

"Dignificar el trabajo o el empleo", según la Constitución de Bolivia, implica tener una fuente de trabajo estable, sobre todo para generar ingresos continuos y adecuados para sostener a una familia, con acceso a la protección social (pensiones, salud, desempleo), la seguridad de la integridad física en el lugar de trabajo y la libertad de crear sindicatos para mejorar las condiciones de trabajo [2].

 

Los investigadores de la Unidad de Trabajo y Derechos Laborales de la CEDLA afirmaron que "según las estadísticas que tomamos en 2011 y 2012 en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto, el 84% de la población no tiene trabajo digno y solo seis de cada 100 jóvenes y diez de cada 100 mujeres disfrutan de un trabajo de calidad. Estos números nos muestran la precariedad del trabajo que estamos experimentando en este país "[3].

 

Debido a estos riesgos sociales y económicos, enfatizamos entre nuestros niños los valores que el Padre Wasson desarrolló para ayudarles a tener éxito. Esto incluye en el hogar como una familia y una vez que comienzan a vivir sus vidas fuera de la casa por su cuenta. Una de esas personas es nuestra hermana mayor Vilma, quien ahora vive en Santa Cruz con su esposo Theo, un hermano mayor de NPH México, y su joven hija.

 

"NPH fue lo más hermoso y maravilloso que me pudo haber ocurrido", escribió en una reflexión sobre su tiempo en la casa. "Gracias a NPH soy quien soy hoy. Fue un tiempo muy encantador. Nunca me sentí sola, gané muchos hermanos, gané toda una familia, todo gracias al padre William Wasson, que me dio esta oportunidad".

 

"NPH me preparó con valores y principios", continuó. "Mis tías fueron las mejores. Siempre estaban a mi lado corrigiendo mis errores y dándome apoyo para hacerme una mejor persona. Yo había estado estudiando contabilidad pública, pero tuve que dejarlo por un tiempo debido a razones económicas. Tengo pensado reanudar mis estudios de nuevo, ya que estamos mejor ahora. Trabajo en un restaurante brasileño como cajera. Gracias a Dios nunca tuve las puertas cerradas".

Siguenos en facebook de NPH
Noticias fundacion NPH
Voluntario en latinoamerica
 

Financia Un Proyecto

Gracias a nuestros donantes podemos seguir creciendo

Haití - Programa contra la Desnutrición

Ayúda a nuestros niños a crecer fuertes y desarrollarse para su futuro

El Salvador - Educación Universitaria

Apoya a nuestros universitarios a alcanzar sus sueños