Writing His First Words
Writing His First Words 2
Writing His First Words 3
Writing His First Words 4

Escribiendo sus primeras palabras

Stevenson, 7, Haiti

Estos hogares han sido un paraíso para los niños desplazados a raíz del devastador terremoto ocurrido en 2010. Aun hoy más de 180 niños menores de 14 años reciben cuidados y formación desde nuestro hogar infantil “Kay St. Hèléne”. Muchos de los niños que han crecido en este hogar son hoy cuidadores y profesores para otras nuevas generaciones de niños que continúan acogidos en hogares de NPH Haití.

Stevenson tiene 7 años y vino a vivir al hogar de St. Louis en julio 2010. Los cinco hermanos de Stevenson viven con su padre en City Soleil, uno de los peores barrios de la capital, Puerto Príncipe. Su madre murió en 2006 y después del terremoto de 2010 su padre no podía hacerse cargo de todos los hijos. Así pues pidió ayuda a NPH a través de nuestro programa FWAL para que se hiciera carga de su hijo Stevenson que necesitaba cuidados especiales.

Stevenson padece atrofia muscular ocular. Se trata de una dolencia que le impide mover los músculos oculares y sus pupilas tienen además serias dificultades para dilatarse. Tiene una visión casi nula. Cuando llegó al hogar FWAL, Stevenson asistió a la escuela primaria, pero pronto demostró que no era el mejor lugar para él para poder aprender. Necesitaba un programa especial de educación centrada en el método de aprendizaje para invidentes. Stevenson asiste hoy a una escuela para ciegos en una escuela de Puerto Príncipe y está en su segundo curso de pre-escolar. El coste de esta escuela especial es de 150 U$ al año y 10 U$ mensuales.

El sistema de educación general en Haiti se centra en los métodos clásicos de repetición. La mayoría de las aulas tienen un alto número de estudiantes por clase, y el sistema no es distinto en las escuelas con necesidades especiales. Aunque el número de estudiantes por clase en la escuela de Stevenson es menor, los profesores apenas tienen tiempo para proporcionar una formación individualizada tan necesaria.

En el hogar St. Louis del programa FWAL, Stevenson suele jugar muy cerca de la clínica para estar cerca de alguien tan especial como la Srta. Bridget, una enfermera voluntaria procedente de Estados Unidos y que está con nosotros desde hace más de un año. Stevenson y la Srta. Bridget tienen una relación muy especial, no sólo porque la Srta. Bridget trae dulces de vez en cuando, sino porque es una voluntaria muy amable, cariñosa, divertida, formal y cumplidora al mismo tiempo! Cuando Stevenson empezó a asistir a la escuela para invidentes, Bridget evidenció que no progresaba apenas en la lectura, así que decidió brindarle un tiempo especial para asegurarse que Stevenson aprendiera el alfabeto. Cada tarde cuando volvía de la escuela, se sentaban juntos y Stevenson aprendía dos letras nuevas. La Srta. Bridget escribía letras muy grandes en un pedazo de papel enorme una y otra vez hasta que Stevenson las aprendía bien.

Stevenson tenía tantas ganas de aprender que nunca se cansaba de estudiar más y más. Saltaba de alegría cuando Bridget le decía que estaba lista para enseñarle dos letras nuevas. En muy poco tiempo Stevenson ha aprendido un montón de letras, y cuantas más letras aprende más palabras puede escribir.

Que gran regalo de dar y recibir a supuesto el cariño tan especial que ha surgido entre Stevenson y la Srta. Bridget. Stevenson pudo escribir finalmente su primera palabra y esa fue: BRIDGET. Para ayudar a Stevenson o a cualquier otro niño, considera apadrinar a un niño de NPH.

Siguenos en facebook de NPH
Noticias fundacion NPH
Voluntario en latinoamerica
 

Financia Un Proyecto

Gracias a nuestros donantes podemos seguir creciendo

Haití - Programa contra la Desnutrición

Ayúda a nuestros niños a crecer fuertes y desarrollarse para su futuro

El Salvador - Educación Universitaria

Apoya a nuestros universitarios a alcanzar sus sueños