Fernando Gres, un ejemplo de Hermano Mayor (1953-2016)

 

Fernando nació en Mexico en agosto de 1953 juntándose con sus 3 hermanas y su otro hermano. Nunca conoció a su padre y ellos siempre vivieron con su madre en una situación de pobreza. Su madre se ganaba la vida limpiando y planchando ropa para otras personas durante 12 horas al día. Después de una larga enfermedad su madre muere en enero de 1964. Una tía se hace cargo de los hermanos por un tiempo, pero la situación es precaria ya que también tiene que hacerse cargo de sus hijos. Su tía busca una manera de ayudar a sus sobrinos y encuentra NPH. Los hermanos entran en la familia de NPH en febrero de 1964.

Nuestros Pequeños Hermanos historias exito Mexico
Grupo de niños en NPH Mexico 1964

Por aquel entonces, NPH Mexico solo tenía unos 300 niños en un edificio de Cuernavaca que ahora es el Bachillerato llamado ¨Nuestra Señora de los Ángeles¨. Cuando Fernando entra a NPH, estaban a punto de mudarse a la nueva casa en Acolman. Todas las silla, mesas y colchones ya se habían trasladado, y muchos de los niños dormían en el suelo. Pero algunos de los mayores habían conservado sus colchones, que compartieron con Fernando y sus hermanos. Esa fue la primera impresión, y posible una de las más importantes, que Fernando tuvo de NPH, una gran familia cuidándose unos a otros.

Fernando fue feliz en NPH, en seguida hizo amigos y por fin podía ir a la escuela. Recuerda que NPH era todavía bastante pobre, solo comían dulces y gaseosa una vez al año, pero era más de lo que solía tener. También hubo tiempos difíciles, cuando solo tenían tortillas para cenar, y carne de vez en cuando.

En septiembre de 2016 Fernando fallece tras una lucha con la diabetes. La dedicación de Fernando a NPH es incomparable. Fernando era un hermano mayor para todos los niños de NPH, un ejemplo de éxito y perseverancia que recordaremos siempre en nuestra familia. Descansa en paz hermano Fernando.

Nuestros Pequeños Hermanos historias exito Mexico

En enero de 1965 se mudan finalmente a Acolman y acaba su primaria. Fernando vuelve a Cuernavaca para acabar su secundaria. En su tiempo libre trabaja en una tienda y ayuda con la administración. En 1972 acaba su año de servicio trabajando en la casa-hacienda ¨San Salvador¨ en Miacatlan, que se había convertido recientemente en el hogar principal de NPH, primero ayuda en el campo y luego en administración.

Nuestros Pequeños Hermanos historias exito Mexico
La casa-hacienda de NPH en Miacatlan

El Padre Wasson ofrece a Fernando una beca para estudiar inglés y administración de negocios en EEUU, este acepta encantado. Fernando se va a Arizona y empieza sus estudios en Yavapai College in Prescott and Mesa Community College. En 1978 se muda a la Universidad de Carolina del Sur con otra beca, e incluso vive en Canadá por un tiempo. Pero al finalizar sus estudios retorna a Cuernavaca para completar otro año de servicio en 1981 y empezar a trabajar para NPH en 1982.

¨No hay dinero en el mundo que pueda comprar la satisfacción que siento cuando veo a los niños llegar a NPH, algunos pobres y golpeados por la vida, verlos crecer y compartir y sobretodo ser responsables del cambio en sus vidas¨.

Por su dedicación a NPH, y después de 31 años trabajando en NPH, Fernando confiesa ¨No siento mi trabajo como tal, con todos los niños sufriendo alrededor todavía veo mucha necesidad de NPH en este mundo. Es mi deber devolver a la sociedad lo que he recibido, quiero enseñar a los niños que deben ayudar a los menos afortunados. Por todas las cosas buenas que he recibido del Padre Wasson, de NPH y de los benefactores, estaré eternamente agradecido¨.

Nuestros Pequeños Hermanos historias exito Mexico
Fernando en su oficina de NPH en 2003

A parte de trabajar para NPH, también trabajo conjuntamente con amigos para crear una casa para gente mayor necesitada. Se casó y tuvo 2 hijas y un niño. Fernando también ha sido bendecido con dos nietos. Después de retirarse Fernando todavía ayudaba voluntariamente en diferentes sitios, principalmente en NPH formando parte de la junta directiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *