El espejo de NPH: Aina Tur

Hoy en el espejo de NPH entrevistamos a Aina Tur, una joven de 26 años que en los próximos días iniciará un voluntariado dentro del programa “Family Services” en hogares de NPH como formadora internacional.

Testimonio Honduras | Voluntariado NPH Spain

Háblanos de tus estudios y pasiones:
Aunque siempre había tenido en mente estudiar educación infantil para trabajar con la primera infancia, quise dar un paso más allá y decidí estudiar educación social. Me gustaba la idea de trabajar con infancia en riesgo de exclusión social. Quise ampliar todavía más mi conocimiento y también me gradué en Trabajo Social. Aunque de hecho eran 4 años cada una, pude compaginar t convalidar asignaturas, para acabar en 6 años.

Ayudar al prójimo es una variable permanente en mi manera de pensar y el mar y viajar han estado siempre mis pasiones personales

Y de tus experiencias profesionales:
Des del año 2015 he trabajado en el CRAE ELIMA (Centro Residencial de Acción Educativa). Centro donde conviven entre 13 y 18 adolescentes (chicas en este caso) procedentes de familias desestructuradas. El centro tiene su guardia y custodia.
Durante 2,5 años estuve en el turno de noche y los últimos 2 en el de la mañana. También trabajé en Urgencias del Hospital Clínic como trabajadora social.

¿Cómo conoces a NPH?
CRAE Elima depende de INTRESS (Institut de Treball Social i Serveis Socials) que mantiene relaciones con NPH. De la alianza entre las dos Entidades se ofrecía una beca para viajar en el Hogar de NPH Honduras (El Rancho) y tuve la suerte de conseguirla y de poder estar allí durante un mes.

¿Qué hiciste en el Rancho?
Formación de cuidadores, así como talleres e intervenciones con jóvenes y adolescentes. También participé en el programa “One Family” y sobre todo conocer, compartir y actividades que, al volver a Barcelona, han hecho crecer mis expectativas de cara a plantearme seguir colaborando con NPH.

Testimonio Honduras | Voluntariado NPH Spain

¿Cómo te sientes después de la experiencia de Honduras?
Como os lo podría decir: “No es que me sienta feliz, es que soy feliz”, i es a través de esta experiencia, cuando me planteo pedir una excedencia en el CRAE para desarrollar un nuevo voluntariado con NPH con un proyecto más amplio.

¿Cómo te decides, que pasos das y con quien hablas para este proyecto?
Después del fallecimiento de mi madre en una edad demasiado temprana, aprendí a vivir el presente y no dejar escapar ninguna oportunidad. Me interesa la ayuda a los demás y colaborar con un mundo mejor. Aunque tengo muy claro que no me ha sido fácil cambiar mi etapa y alejarme del CRAE y de mis chicas, pero sabía que debía hacerlo.

Comienzo a hablar con Xavier y Nelly para el desarrollo del proyecto de de Formación especifico en Honduras, pero finalmente no se puede dar, y la idea va evolucionando más allá, hasta que se me ofrece la propuesta concreta de formar parte del Equipo de “Family Services” de NPH Internacional, como formadora en diferentes Hogares de NPH.

Esto implicará pasar periodos de dos meses aproximadamente en cada país. Comienzo por Bolivia y luego Perú, México, Guatemala, etc.

¿Cómo afrontas la preparación y el reto de comenzar en Family Services?
Con ganas de trabajar muy duro y con mucha ilusión. Me siento muy agradecida con esta gran oportunidad y la voy aprovechar al máximo. Aunque va a ser duro dejar toda mi vida aquí en Barcelona, tengo muchísimas ganas de emprender este viaje.


Aina en las próximas semanas viajara a Bolivia para comenzar su voluntariado y seguiremos su senda que sin duda nos mostrará los inicios y la esencia que representa el voluntariado en NPH y de esa entrega en favor de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *