El espejo de NPH: Maria Lamarca

Si hablamos de los inicios de NPH España no podemos obviar a Maria Lamarca hoy Tesorera del Patronato de NPH España casada y con tres maravillosas hijas, es hoy la protagonista en nuestra entrevista en del “Espejo de NPH” donde vamos a aprovechar algunas de sus explicaciones de su dilatada vida y entrega con NPH para poder conocer un poquito más detalles de los orígenes y evolución de Nuestros Pequeños Hermanos en España.

NPH Honduras - Testimonio voluntario - NPH España

¿Cuándo conoces NPH y cómo te inicias como voluntaria?

Yo pude ser voluntaria gracias al padre Felipe (Hondureño) que conocí en los Franciscanos de Barcelona (primer responsable de NPH España y la persona que ofició mi matrimonio). Estoy hablando del año 94 y fui la segunda voluntaria de España. Antes que yo había estado tres meses Inés Perez Portabella. Me había diplomado en turismo, y con 23 años yo no sabía nada, pero tuve un impulso claro. Recuerdo que en aquel tiempo lo solicité por carta a Stefan Graefe a la oficina principal de NPH en Alemania con mi deseo de ir al hogar de Honduras.

¿Dónde estuviste y cuánto tiempo?

Estuve en el Rancho Santa Fe a unos 40 Km. De Tegucigalpa. Ya entonces había 500 niños, el personal de NPH y unos 20 voluntarios. Permanecí allí un año (94-95) Este hogar estaba dirigido por Reinhart Koehler hoy día presidente de NPH Internacional. Fui allí sin miedos, quizá un poco de inconsciencia positiva para la ayuda a los niños y con un amor incondicional. Pensar que estamos hablando de una época sin internet y muy pocas comunicaciones. Allí conocí al padre Wasson y pude observar en directo el efecto de su liderazgo para ir avanzando en su expansión de NPH con el efecto contagio.

Ir tan joven al Rancho de Santa Fe me dio una perspectiva de por vida y eso te ayuda a tener las ideas, los principios y los valores muy claros.

¿Qué te aportó tu voluntariado. Lo recomendarías?

Ir tan joven al Rancho de Santa Fe me dio una perspectiva de por vida y eso te ayuda a tener las ideas, los principios y los valores muy claros. Pero tengo que decir que me impactó mucho más la vuelta a España. Entonces supe que estaría siempre en la familia de NPH.

Dime cosas del Padre Wasson

Él es la referencia, él es el verdadero espejo que nos ha iluminado y guiado con su manera silenciosa, pero ejecutiva de ayudar y entregarse al cuidado, la mejora y el progreso de los niños. Recuerdo su frase de Es increíble lo que se puede hacer en una vida, haciendo un poco cada día). Mi generación, tampoco no puede olvidar esta frase tan sencilla que dice tanto, cuando se dirigía a los pequeños y siempre decía “Hijo mío”, y los niños le llamaban “Padre”.

NPH Honduras - Testimonio voluntario - NPH España

¿Cómo volviste a Barcelona y si has vuelto a Honduras?      

No me fue tarea fácil, de hecho me costó mucho. Desde un inició ya me sentí parte de la familia y esto es de por vida. Volví de vacaciones en el 96 y también en el 97 recién casada fuimos los dos.

El Padre Wasson me pidió que gestionara los padrinos entonces existentes unos 100. Así fue como empezó todo. De hecho la primera oficina fue en la entonces mi casa en Sant Cugat.

¿Cómo sigues después tan vinculada a NPH?

En el 97 me llaman Stefan y el Padre Wasson para fundar y potenciar la oficina en España. El Padre Wasson me pidió que gestionara los padrinos entonces existentes unos 100. Así fue como empezó todo. De hecho la primera oficina fue en la entonces mi casa en Sant Cugat.

¿Cómo comienza la progresión de NPH España?

En ese momento yo estaba trabajando en la empresa Costa Cruceros y mi jefe me pidió si podía ayudar a su sobrino a contactar con NPH para hacer un voluntariado en Honduras, así llegó Xavier Adsará a NPH, primer año a Honduras, segundo a Haití y luego tres años en Guatemala. Era la persona perfecta para dirigir NPH, desde la experiencia en el terreno en diferentes hogares.

NPH Honduras - Testimonio voluntario - NPH España

¿Cuándo comienza NPH como Fundación?

Es en el año 2000 que se realiza la escritura fundacional, se aportan los fondos necesarios según las normas y se indica el domicilio ya en la Calle Elisa, 23, aunque se tardaría todavía dos años en ir allí (durante ese tiempo fue físicamente en la calle Sant Pere.

¿Qué relaciones mantienes con personas de la primera época?

Los recuerdos tanto de los trabajadores, voluntarios y niños, hoy adultos, permanecen en mis recuerdos. En la primera época conocí en el Rancho a Marlon hoy director de Nicaragua y a su hermano Ismar. Me acuerdo de los hermanos Carlos y Homar, con Merari con un cierto retraso y en silla de ruedas. Me acuerdo mucho de Andrea voluntaria austriaca en aquel tiempo, los hermanos Lagos (que eran un montón), Isaac (ya fallecido), Marcos… y tantas otras personas que pertenecen igual que yo a la familia NPH.

Para acabar, ¿me podrías definir NPH y la importancia de poder colaborar?

En términos generales uno siempre recibe más de lo que aporta. Las experiencias te conforman como persona y eso no tiene precio. Ahora bien, colaborar es imprescindible para la supervivencia del proyecto. Hay que cubrir muchos ámbitos, económico, trabajo voluntario, difusión, etc. hay que darle fuerza a la idea de que juntos, cada uno desde sus posibilidades, construimos un mundo mejor y más solidario, del que nos enriquecemos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *