En 1953 el Padre William Wasson fue ordenado sacerdote en una pequeña parroquia en Cuernavaca, México.  En agosto de 1954 un niño fue arrestado por robar el cepillo de los pobres de su iglesia.  Fue arrestado y llevado a la cárcel.  Allí fue donde el Padre Wasson le visitó y descubrió que había robado el dinero del cepillo porque pasaba hambre.

El Padre Wasson no deseaba aumentar los cargos contra el muchacho y solicitó su custodia.  El juez accedió. Pocos días después el mismo juez le envió más niños.  Así es como nació Nuestros  Pequeños Hermanos (denominado comúnmente NPH).


Vision

Un mundo sin pobreza donde todos los niños puedan desarrollar su único potencial y se conviertan en miembros productivos de la sociedad sirviendo a sus propias comunidades.   Descárgarte nuestra misión


Amor incondicional, seguridad, compartir, trabajo y responsabilidad son los valores básicos de nuestro fundador el Padre William Wasson. Todos los niños que crecen en un hogar de NPH aprenden a vivir con estos valores.


Compromiso Global

Con una gran dosis de convencimiento y carisma el Padre Wasson ha encontrado en muchos países amigos y colaboradores para los niños.  Actualmente existen sedes de NPH en Austria, Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, España, Suiza y Estados Unidos, que financian los hogares para los niños y se involucran en la planificación de los proyectos.

Niños, personal, amigos y colaboradores se ven como una misma familia que se sostiene y avanza unida, se ofrecen apoyo mutuo y comparten los buenos y los malos momentos.