El canto de un gallo en el valle de la muerte

Estimados amigos y familiares,

El sábado por la tarde el Padre Rick Frechette, Raphael, Gerald, Emile, Katil, Cesar y yo tratamos de llegar a Dame Marie y Abricot por tierra. A pesar de no saber lo que encontraríamos y si podríamos acceder al lugar, después de haber visto la devastación desde el aire, era imprescindible realizar este viaje para llevar comida y agua tan pronto como fuera posible. Las comunicaciones por tierra son todavía inaccesibles, y no se sabe muy bien cuándo van a ser restablecidas.

Continue reading «El canto de un gallo en el valle de la muerte»

Un huracán y un original de Da Vinci en un pequeño pueblo de Haití

 

Testimonio del Padre Rick Frechette tras el huracán Matthew

Estimados amigos y familiares,

Desde el día después del huracán Matthew, hemos estado luchando para responder a muchas peticiones de ayuda, sobre todo de los amigos y conocidos.

Una de estas peticiones ha sido la llamada del Padre David Fontaine, un hermano sacerdote que estaba pidiendo ayuda para las tres poblaciones que habían sido completamente aisladas: D’Asile, Gran Boucan y Baraderes.
Tras del paso del huracán Matthew, mientras viajaba a Abricot (Jeremy) y a Dame Marie para visitar las comunidades más devastadas en las que tenemos escuelas y centros de salud (cortando los árboles caídos que nos encontrábamos por el camino para poder acceder), estuve tratando de conseguir un helicóptero que nos permitiera llegar a las comunidades de D’Asile, Gran Boucan y Baraderes.

Continue reading «Un huracán y un original de Da Vinci en un pequeño pueblo de Haití»

Mensaje de Semana Santa por Reinhart Koehler

Todos los años, la Semana Santa me recuerda cómo el sufrimiento de los niños vulnerables se refleja en la cruz que Cristo sufrió. Muchos de nuestros niños antes de llegar a NPH fueron clavados en la cruz de la pobreza que sufría malnutrición y enfermedades relacionadas, no habían ido a la escuela y no tenían acceso a una atención médica adecuada. Peor aún, a menudo los niños llegaban desprovistos de esperanza con total desconfianza en cualquiera que se les acercara.

Sigue leyendo …