Hurrikan_Irma_Entladen_Hilfslieferung.jpg
Noticias

Ayudando al norte de Haití tras el huracán Irma

NPH Haití ayuda con suministros en las áreas afectadas tras el paso del huracán Irma este pasado septiembre

Haití es un hermoso país caribeño, pero frágil y lleno de pobreza. También está luchando para recuperarse de los desastres naturales que golpean repetidamente al país, incluido el terremoto de 2010, el huracán Matthew en 2016 y, más recientemente, el huracán Irma en septiembre de 2017.

El año pasado, Haití fue devastado por el huracán Matthew, que arrasó el sur de Haití. Las granjas y cosechas se inundaron, los animales se ahogaron y las casas se destruyeron.

NPH Haití visitó el lugar de inmediato para brindar apoyo a una población que no tenía casi nada. Hemos invertido en las comunidades para ayudarlas a recuperar su sustento; ahora sus granjas están comenzando a crecer nuevamente, y las casas y techos nuevos son más seguros. Desafortunadamente, menos de un año después, Haití fue golpeado por otro huracán, esta vez en el noroeste del país, en Anse-A-Foleur y L'artibonite Ouanaminth.

El huracán Irma inundó áreas, tomó un puente, casas, escuelas e iglesias, sin mencionar granjas y animales, que son un medio de vida para la gente. El presidente de NPH Haití, P. Rick Frechette respondió a la necesidad: él y su equipo viajaron con una caravana desde Grand-Anse a Port-de-Paix, Ouanaminth y Anse-A-Foleur.

Los equipos de NPH Haití y nuestro socio, la Fundación St. Luke, viajaron para entregar 17 toneladas de alimentos (arroz y aceite de cocina), 17 toneladas de agua, 6 toneladas de ropa, sábanas y toallas, 60,000 aquatabs, 6 sacos de ropa jabón en polvo y 25 cajas de pastillas de jabón en las áreas afectadas. Los equipos están suministrando materiales para reparar los techos de 20 casas y donaron 250 sacos de semillas para plantar, cerca de 1,000 lbs. Los jóvenes de NPH en el programa de Educación Superior de Don Bosco viajaron más de 16 horas en malas carreteras para entregar estos suministros.

 

El equipo durmió en las camionetas y algunos decidieron dormir en la parte superior de los camiones que transportaban los materiales. Otros encontraron un lugar en una iglesia en Port de Paix para dormir por la noche. Esta área tiene muchos ríos para cruzar, y uno de los autos se detuvo en medio del río, dañado y sin poder hacer el resto del viaje. Los suministros fueron entregados a los necesitados, que vivían en los barrios que rodean el río.

Las donaciones también se entregaron a Caritas y Food for the Poor antes de que el equipo llegara a Anse-A-Foleur. Se entregaron más suministros al alcalde de la ciudad y protección civil para que los distribuyeran.

Terminamos con una nota del padre Rick, quien escribió el día del huracán Irma, "fue un día ocupado para nosotros porque habíamos dado el día libre al 80% del personal para que se refugiara de la tormenta en casa, fuera de las calles y con sus hijos. Tuvimos mucha suerte y parece que Irma ya ha superado a Haití. Agradezcamos a Dios juntos por nuestra buena suerte y permanezcamos listos para ayudar a cualquier persona en el norte de Haití que no lo fue. Paz para todos y la bendición de Dios ".

Escrito original por: Denso Gay

Hazte voluntario
Apadrina un niño en Latinomerica
visita el blog de NPH
 
contacto_box_NPH.jpg

Conoce más nuestra familia

Conoce a nuestros niños a través de sus testimonios y sus necesidades a través de los proyectos

Educación Universitaria

Apoya a nuestros universitarios a alcanzar sus sueños